La hija que regresa a casa de…

La hija regresa a casa después de años de haberse ido. Llora desconsoladamente, pues sabe que a su familia, muy católica y de misa, no le va a gustar lo que les tiene que decir.  Su padre le pregunta: – ¿Donde estuviste tanto tiempo, sin siquiera escribir?
¡Desgraciada! ¡No sabes cuanto ha sufrido tu madre!

Leer másLa hija que regresa a casa de…

El viejito verde del asilo

Marcos tiene 95 años y vive en un asilo de ancianos. Todas las noches después de cenar, se recluye en un sector apartado del jardín.
Una noche, Maria, de 87 años, se le acerca. Comienzan a charlar y el le dice a ella:
– ‘Sabes que es lo que más añoro de todo?

Leer másEl viejito verde del asilo

El informatico decidiendo cielo o infierno

Un Informático honrado, que muere… y en esto que al llegar al cielo, S. Pedro le pregunta por su nombre:

– «Pepito de los palotes», respondió él.

– Hommmbree… contigo queríamos hablar… has sido un caso muy extraño de honradez profesional: siempre trataste bien a lo clientes, nunca vendiste un equipo por encima de su precio justo, siempre cubrías correctamente la garantía, no prometiste a tus clientes en las demos de los programas más de lo que los programas daban… en fin, que has sido un caso único en la profesión…

Leer másEl informatico decidiendo cielo o infierno

Luna de miel en casa de los padres

Juan y María se casan pero como no les alcanza el dinero, se quedan a pasar la Luna De Miel en casa de los padres de Juan. En la mañana, Jorgito, el hermanito de Juan, baja a tomar su desayuno. Cuando esta a punto de salir de casa rumbo a la escuela, le pregunta a su mamá si Juan y María ya se levantaron.

Leer másLuna de miel en casa de los padres

Con un buen par de cojones!

Enviado por un usuario:

Resulta que llegamos el otro día a una terraza de un bar en mi pueblo (Griñón) con el A6, mi mujer y yo.

Aparco justo enfrente de las mesas y sillas y al lado de un pedazo de mercedes 600 SEL V12 con matricula M-….-NM. O sea que, si no me equivoco, es de 1992 más o menos.

Bueno, a lo que vamos, nos sentamos junto enfrente de los dos coches y creo que el dueño era un cincuentón que estaba tomando algo con su mujer a nuestro lado.

Leer másCon un buen par de cojones!