Un juego de mal gusto

Un juego de mal gustoEstos aficionados al fuselaje de un avión, se acercan tanto que la potencia de las turbinas los avienta tan fuerte que una chica no logra detenerse y golpea fuertemente en su cara contra un camellón de resguardo